DEGRADACIÓN DE LOS ACEITES PARA TURBINAS

mayo 4, 2018 Posted by Uncategorized 0 thoughts on “DEGRADACIÓN DE LOS ACEITES PARA TURBINAS”

Existen cuatro razones principales por las que los aceites para turbinas se degradan durante el servicio.

La primera es la oxidación: todos los aceites en servicio se oxidan al ser expuestos al oxígeno de la atmósfera; y la oxidación no se limita al depósito, ya que el aire se disuelve en el aceite; con las temperaturas de las turbinas cada vez mayores, los caudales en aumento, los periodos de permanencia en depósitos cada vez menores, el oxígeno y el aceite tienen mayores oportunidades de interactuar.

La segunda es la degradación térmica: el aceite puede estar expuesto a temperaturas dentro de la turbina, que hacen que el aceite base y las moléculas aditivas cambien químicamente. El resultado de esta reacción es la formación de materiales que no son rápidamente solubles en aceite; entonces, los materiales se asientan dentro del sistema formando depósitos y en algunos casos, causando fallas del equipo.

La tercera es la contaminaciónlos aceites para turbinas están sometidos a una variedad de contaminantes, tales como agua (especialmente en turbinas de vapor) polvo y otros materiales, químicos de lavado y contaminación interna, como los metales de desgaste. Si bien, ninguno de ellos es resultado directo de la degradación del aceite, a menudo contribuyen con otros problemas de degradación. Los metales de desgaste, como el cobre, el hierro y el plomo, catalizan la reacción de oxidación. El agua (especialmente el agua tratada químicamente) puede tener efectos muy adversos sobre la capacidad de disipar espuma y separarla del agua. La espuma excesiva puede derivar en una respuesta lenta de los sistemas de control hidráulicos, cavitación en las bombas y cojinetes y problemas de seguridad si la espuma rebasa el depósito y se derrama en el piso.

La cuarta es la merma de aditivos: cierta merma de aditivos es normal y esperada; los aditivos antioxidantes se consumen a medida que realizan su función; los demulsificadores ayudan a que el aceite elimine el agua, pero si se los expone a grandes cantidades de contaminación del agua, pueden ser eliminados. Los aditivos anti-espuma pueden ser retirados de la filtración ultra fina o pueden aglomerarse cuando el aceite no circula por periodos de tiempo prolongados.

Deja un comentario

                 

A %d blogueros les gusta esto: